Mónica

Alfredo Müller

Novimebre 2008
Público: 14.014 visitantes

Los retratos de Müller juegan con un realismo imperfecto, A primera vista todo parece estar en orden pero deja, en los detalles, en las zonas oscuras y en los volúmenes, alguna desproporción que no es casual si no que, a través del pincel, evidencia a sus personajes en sus identidades básicas y fundamentales con un lenguaje ya no pictórico si no del orden de una percepción sensible.

La serie “Mónica” está constituida por 22 cuadros, cada uno de los cuales multiplica a una sola modelo en diferentes posturas y poses.

Las obras intentan entablar un diálogo entre formas y contenidos. Las formas están dadas por las luces.

Los contenidos, sobrepasan lo inmediatamente visible para cuestionar moral y ética, lo bueno, lo malo y algunas posibilidades de lo prohibido o permitido.