El Color de la Tierra

MARIO CONDE
VIDAL CUSSI
ÁNGEL JORDÁN
RINA MAMANI
ALFREDO MÜLLER

Marzo 2015
18038 visitantes

Colores y talentos de tierras bajas y tierras altas de Bolivia confluyen en las cinco salas de la galería. La obra de Ángel Jordán (+) y Alfredo Müller, cuya experiencia artística se plasma desde su natal Santa Cruz de la Sierra; así como la producción de Mario Conde Cruz, Vidal Cussi y Rina Mamani, de La Paz, presentan diversidad de contextos, generaciones de autores, estilos, temas y técnicas de trabajo en la pintura. 

Es así que la exposición El color de la tierra 2015 se constituye en un abanico de opciones que recorren desde el paisajismo costumbrista cultivado por el desaparecido Jordán al dibujo naif de Müller; del realismo crítico y de extremos de Conde al realismo de objetos, figura humana y paisajes de Mamani, y la pintura intimista y analítica de Cussi.

Manzana 1 Espacio de Arte da una nueva oportunidad al público para degustar un cóctel de imágenes que nos introduce en el mundo de sus creadores, en sus ideas y formas de ver la vida y los acontecimientos que generan los seres humanos.

El color de la tierra 2015 refleja el arraigo de cada artista a su entorno, a su tierra y sus realidades.

 

MARIO CONDE

Presenta obras en acuarela, con temas diversos y la libertad de fantasear e ironizar con todos los aspectos de la vida. Para Mario Conde el acto de pintar representa una necesidad de comunicar, de decir algo, ante la saturación de imágenes y la sobredosis de información de otros medios. Sus piezas abordan temas desde la crítica social y política, también tienen propósitos didácticos. Conde se deja llevar por sus preferencias, simpatías, antipatías, amores, desamores, en fin, por su gusto. Al no haber una sola temática, a estos trabajos de reciente creación el artista los siente, los quiere o los prefiere abiertos, ambiguos y con posibilidades de dar libertad de reflexión al espectador.

Mario Conde Cruz nació en La Paz. El acuarelista boliviano, dueño de una propuesta estética neobarroca contemporánea, estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes Hernando Siles (hoy ANBA), donde se especializó en pintura y grabado. Ganó el Premio del Salón Pedro Domingo Murillo y el Premio Eduardo Abaroa, entre otros reconocimientos. Expuso en decenas de galerías de Bolivia, México, Paraguay, Estados Unidos, España y Francia. Actualmente es parte de una exposición itinerante de pintura boliviana, que se encuentra en Dinamarca. Es docente de la Academia Nacional de Bellas Artes.

 

VIDAL CUSSI

Vidal Cussi trabaja el óleo sobre lienzo. Relaciona su pintura con un profundo silencio y con un intensa sensación de soledad y vacío que recorre los caminos del ser humano. En cada obra el artista muestra la cruda realidad de los seres del mundo y toca el lado más sensible de la sociedad, así como el clamor, el auto justiciado, el regreso y, para él, la sagrada coca que refleja una intensa fragilidad. Cussi Tiñini está convencido de que lo íntimo es aquello que no puede develar con palabras, sino solo con los trazos y colores que guardan sus piezas.

Vidal Cussi Tiñini nació en Pacajes, La Paz, en 1983. Egresó de la Academia Nacional de Bellas Artes Hernando Siles, en 2007. Participó en numerosas exposiciones colectivas y en cuatro individuales. Obtuvo el Gran Premio del II Concurso Internacional de Pintura Miyuki 2010; el primer premio del Salón Pedro Domingo Murillo 2010, en la especialidad de dibujo; también el Premio Único Nacional de Pintura Oruro 2011, en la categoría Arte Joven. Ganó el Gran Premio del LX Salón Pedro Domingo Murillo, en 2013; y obtuvo similar éxito en el Gran Premio Nacional Cecilio Guzmán de Rojas Potosí 2013. En 2014 fue merecedor del Primer Premio en Pintura del Concurso Eduardo Avaroa 2014; y del primer premio del certamen de pintura Mujer, de Casa Design Center.

 

ÁNGEL JORDÁN

Precursor del paisajismo oriental en Bolivia, Ángel Jordán Canido es considerado uno de los genuinos exponentes de la pintura costumbrista de Santa Cruz. Con la técnica del óleo construyó paisajes de ensueño, flora exuberante de cielos inigualables y situaciones humanas de la cultura oriental de antaño, que plasmó en cada pincelada.

Ángel Jordán abrió una ventana hacia los colores armoniosos y tonalidades trabajadas. Es así como el artista rinde un homenaje a su amada Santa Cruz de la Sierra. Campos verdes, cielos azules o nubarrones, que son una constante en sus cuadros; el ser humano, la picardía y los colores fuertes matizan siempre las escenas de la llanura.

Ángel Jordán Canido (+) nació en Santa Cruz de la Sierra, el 2 de agosto de 1910,  hijo único de Froilán Jordán y Flora Canido Bogarín. Desde temprana edad tuvo inclinación por el dibujo y la pintura. Se inicio en el arte a los 18 años y se dedicó a él durante toda su vida. Empezó con la pintura de acuarelas al lado de su hermano paterno Armando, con quien aprendió la combinación de colores. Autodidacta y de fina sensibilidad hacia el paisaje cruceño, su obra adquirió con el tiempo una vigorosa personalidad. Pintó figuras religiosas en el templo de San Francisco, así como escudos y estandartes para instituciones, además de la estampa de varios presidentes. Jamás dejo de pintar hasta sus últimos días. Sus cuadros se encuentran en colecciones públicas y privadas en Bolivia y en el exterior. Falleció en Santa Cruz de la Sierra el 1 de diciembre de 1989.

 

RINA MAMANI

En acuarela y en técnicas mixtas los más recientes trabajos de Rina Mamani muestran el realismo de objetos y cosas, así como la figura humana y paisajes cotidianos a los que sitúa como los principales elementos de la composición de su pintura. Rina trasciende el objeto y le asigna un toque de sentimiento: tranquilidad, placer, felicidad, tristeza, pasión, ánimo e incluso, a veces, el dolor que ella desgrana cuando crea. Todo ello se refleja en cada obra de su autoría a manera de estados de ánimo que adopta, según el tiempo en el que vive o sueña.

Mónica Rina Mamani nació en El Alto, La Paz. Egresó de la Escuela Municipal de Artes de El Alto en 2008. Estudió diseño y pintura en el taller del maestro Ricardo Pérez Alcalá (2005- 2013). Realizó exposiciones colectivas desde 2002 e individuales desde 2010, en La Paz, Cochabamba, Sucre, Tarija, Potosí y Oruro. Recibió más de 20 premios y reconocimientos a escala nacional, entre ellos el primero y segundo lugar en los concursos nacionales de acuarela 2009 y 2008, en Cochabamba. Su obra se encuentra en colecciones privadas de Bolivia, Chile, México, Estados Unidos,  Alemania, Inglaterra y Venezuela.

 

ALFREDO MÜLLER

Alfredo Müller nos introduce a su mundo naif. El artista revela una faceta para muchos desconocida en su producción pictórica. En realidad retorna al estilo naif que en algún tiempo marcó su trabajo. Vuelve a un mundo fantástico mediante un dibujo ingenuo de colores brillantes en un imaginario puro e infantil. La catarsis de pintar genera en él la necesidad primordial de existir creando. Ahora él existe en el marco de un paréntesis que pone a su usual pintura provista de los rigores de técnica, y en contenido opta por un trazo espontáneo e ingenuo, su mundo naif.

Alfredo Müller nació en Santa Cruz de la Sierra. Su producción pictórica de óleos data de los años 70, cuando estudiaba Arquitectura en Brasil. Desde 1998 pinta en Santa Cruz desde donde gestó unas 50 exposiciones individuales que se inauguraron en Bolivia y el extranjero. Müller tiene varias etapas creativas: las vírgenes del estilo barroco chiquitano que datan de 2002; los desnudos, clásicos en él; y los retratos, una veta importante en su desarrollo estético. Así, Müller es dueño de una vasta producción de, al menos, 40 piezas solo de vírgenes y 200 de arte sacro. En 2014 el artista firmó un contrato de tres años de representación de su obra por la empresa suiza Artecorp, en Zürich, y su galería América para Europa