Manzana 1 Espacio de Arte, una década de fomento
del desarrollo humano mediante las artes visuales

17 de septiembre – 26 de noviembre
Público: 57.200

DATOS

  • 10 años de vida
  • 87 exposiciones hasta septiembre de 2015
  • 1.080.541 espectadores en total (contados por exposición de forma manual y a través del contador de las cámaras de seguridad)
  • 9.004 espectadores es el promedio mensual de ingresos en 10 años.
  • Cuatro encuentros internacionales de escultores.
  • Un encuentro nacional jóvenes escultores.

 

Manzana 1 Espacio de Arte celebró su primera década de vida y  gestión cultural en un evento que se realizó el jueves 17 de septiembre en la plaza Manzana Uno.

En la oportunidad fue inaugurada la exposición de aniversario, de la que toman parte los tres artistas fundadores: Ejti Stih con la obra pictórica Migración, Juan Bustillos con Genealogía del árbol y Valia Carvalho con Una vida ilustrada. Esta muestra fue acompañada por la presentación del libro Una vida ilustrada de Valia Carvalho.

El evento tuvo una intervención teatral, la musicalización a cargo de la Camerata del Oriente y su coro de voces infantiles, la entrega de reconocimientos a los auspiciadores de Manzana 1 Espacio de Arte y a los Amigos de Manzana 1, benefactores; asimismo, a personas que son colaboradoras permanentes del trabajo de la galería. El programa contó con la actuación del Dúo de Tres, la Orquesta Folclórica Municipal y Contrapunto.

 

LA EXPOSICIÓN DE ANIVERSARIO

Una vida ilustrada. Me recordarán como una artista quien, parafraseando a Ejti (Stih) “se envolvió en la bandera, quemó el pasaporte y nos contó su angustia de amor por ser boliviana e hizo enigmáticos grabados”;  sin embargo después de casi 15 años de estar metida en el circuito artístico me llegó el desencanto y por voluntad propia rompí con esto de “ser artista“ y me alejé del mundillo en un proceso nada fácil y que fue casi como aprender a caminar de nuevo. Yo ahora dibujo. Ni siquiera voy a decir “soy artista”: no, yo dibujo.

Hace 7 años vine a vivir a Alemania, sin darme mucha cuenta de lo que significa una mudanza de ese tipo a los casi 40 años, sin saber el idioma, sin trabajo, sin amigos. Y dependiendo prácticamente para todo de mi esposo. Si bien este inicio en Berlín fue difícil, fue también muy liberador porque aquí nadie me conocía ni sabía que era artista, ni esperaba nada de mi, por lo tanto podía hacer lo que quisiera y me pude reinventar. Me acuerdo que en esa época escribí:

De la libertad de ser anónima

a la tristeza de no pertenecer

hay un lapso de tres o cuatro meses.

Y efectivamente me hundí en la tristeza y lo que me saco a flote fue dibujar. A través del dibujo, pude conectar e interpretar mi entorno.  El dibujo me sacó del aislamiento, me obligó a observar, a salir de mi casa cuando aún no tenía trabajo, a fijar mi mente en otra cosa, a redirigir mi mirada. El dibujo me devolvió a la creación. Ahora presento un recuento de esta mi travesía alemana. Por: Valia Carvalho, Berlín 2015.

 

Migración. Ejti Stih conoce la experiencia de ser migrante porque ella lo es por voluntad propia de descubrir el mundo, y porque ahora siente el dolor de la migración obligada de Asia y África hacia Europa, un drama humano sin precedentes.

Recrea esta realidad en lienzos de gran formato, colores lúgubres y cuestionadora carga social. Le sorprende cómo Europa los ignora y quiere sacarse de encima su presencia. Para ella el mundo avanza sin señales de ayuda a quienes huyen de conflictos que atentan su vida y su dignidad.

Como coincidencia, Ejti identifica que tres migrantes dieron forma a Manzana 1 hace una década: ella llegó de Eslovenia, Juan Bustillos se apropió de Santa Cruz (Santa Cruz de ambos) apenas vino de Yungas, y Valia nació en Beni, vivió en Venezuela y se fue a Alemania tras dejar su cuota de trabajo en el proyecto. Ellos contribuyeron con Manzana 1 Espacio de Arte a la ciudad que los acogió.

 

Genealogía del árbol. Pocas palabras, silenciosa y desbordante sensibilidad y monumental obra artística, así es Juan Bustillos, el escultor elocuente sí a través sus piezas de un sello único.

Genealogía del árbol es su propuesta escultórica de 40 unidades en madera, una nueva serie en la que se reinventa y que ofrece a Manzana 1 para conmemorar sus 10 años.

Solo una escultura de acero sorprenderá instalada en la plaza Manzana Uno, un chancho-alcancía de la fortuna y el deseo, y una colección de pequeños chanchitos de bronce.

 

LA HISTORIA DE UNA DÉCADA

Manzana 1 Espacio de Arte es una galería sin fin de lucro, ubicada en el centro histórico de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Los artistas Ejti Stih, Juan Bustillos y Valia Carvalho, gestores de la idea, iniciaron la búsqueda de fondos para la restauración de la planta baja del edificio abandonado durante 13 años, antigua Policía Nacional y cárcel de la ciudad. Los obtuvieron del mecenazgo de empresas y personas que dieron apoyo y confianza al proyecto con dinero, material y trabajo.

La galería nació para brindar un espacio gratuito y abierto a todas las personas que frecuentan la plaza principal y la plaza Manzana Uno -colindantes-. Hoy, Manzana 1 Espacio de Arte es una atracción artística y urbana para ancianos, niños, adultos y jóvenes que tienen el lugar ideal para apreciar exposiciones nacionales e internacionales de gran nivel.

En sus 10 años de existencia se convirtió en un punto cultural popular, como demuestra la cantidad de visitas que recibe: 9.950, promedio mensual de los tres últimos años.

Los directores voluntarios Ejti Stih (pintora) y Juan Bustillos (escultor) trabajan con el equipo de Manzana 1 (gerencia, administración, coordinación y asistencia -atención de fines de semana y cobranza-, con contratos municipales eventuales) en la búsqueda permanentemente de fondos privados y públicos, para financiar actividades y sostener el espacio.

Manzana 1 Espacio de Arte no pierde la esperanza de que la vieja sede de policía, hoy un espacio cultural para todos, pueda seguir existiendo y fomentando el arte que en 10 años ha logrado formar parte de lo cotidiano de sus visitantes.

 

DIVERSIDAD DE EXPRESIONES

Manzana 1 Espacio de Arte presenta regularmente un espectro diverso de exposiciones para atraer distintos públicos mediante la variedad de expresión: escultura, pintura, fotografía, video, diseño gráfico, historietas, dibujo, instalaciones, moda, costumbres y todo lo que merezca ser mostrado.

Los proyectos más destacados fueron sobre carnavales, fotoperiodismo nacional e internacional, Juguemos al arte (para niños), Regreso a los sentidos (para no videntes), los encuentros internacionales de escultores (2006, 2008, 2010, 2012) y el nacional de jóvenes escultores (2013) como fomento a noveles artistas bolivianos.

Manzana 1, asociación civil sin fin de lucro, invierte para que las exposiciones se concreten. De ninguna manera la galería hace negocio. Los ingresos que gestiona de aportes los reinvierte en más arte. Manzana 1 no cobra alquiler a los artistas, los favorece con la producción y montaje. Su servicio al público es gratuito.

 

VOCES DE LOS FUNDADORES

Ejti Stih (pintora): “Nunca imaginamos en qué nos metíamos”

“La idea era hacer una exposición, pero nos dimos cuenta de que el lugar daba para más. Nunca imaginamos en qué nos metíamos. No sabía de mis habilidades en gestión cultural. Aprendí a ser diplomática. Estos 10 años fueron una lección de paciencia y fe profunda en que el arte sirve para algo.

No se cuánto un espacio cultural puede influir en la vida de una ciudad, pero, lo que vimos cuando los políticos querían cerrar la galería y meterse con sus escritorios, fue la  respuesta de apoyo a Manzana 1 de 12 mil personas en la manifestación en las redes sociales. A la gente le importa la galería. Tenemos más de 9.000 visitas por mes, la clara muestra de que el interés de la gente por el arte existe”.

 

Juan Bustillos (escultor): “Los artistas muestran su obra, el público disfruta”

“El impacto de transformar el espacio, que era minjitorio, a galería de arte ocurrió en cuatro meses. El cambio generó comentarios sobre esa forma de trabajar. Encontramos a amigos que colaboraron con los primeros auspicio, ladrillos y pinturas.

Pensábamos usar el espacio para una exposición por su ubicación estratégica. Fue la visión de Lucho Fernández de Córdova (arquitecto) que, cuando restaurábamos, dijo que debería ser una galería de arte con todas las características de un centro cultural de ese tipo. Ahí cambiamos la proyección y él intervino con su equipo. Mi mejor lección de la experiencia es que 10 años después veo pasar artistas por el umbral de la galería para mostrar sus obras y el público disfrutando de ello.

 

Valia Carvalho (artista): “A la Manzana 1 no la mueve ya nadie”

“Ejti y Juan me plantearon hacer una exposición de los tres, ya que en Santa Cruz no habían muchos espacios para exponer. En esa época estaba solo la Casa de la Cultura y el museo. Inmediatamente nos repartimos tareas, nuestras habilidades se complementaron y nos convertimos en un buen equipo. Con la Manzana descubrí la gestión cultural, cómo funciona la búsqueda de fondos, qué esperan los donantes y qué el publico.

Dejé Manzana 1 a 3 años de su fundación, me fui a vivir a Alemania. Pero siempre estoy informada. Un evento que mostró su consolidación fue cuando la Brigada Parlamentaria intentó cerrarla y la gente respondió masivamente en contra de esta medida absurda. Supe que a la Manzana no la mueve ya nadie”.