EL DUENDE EN LA MANZANA

OSCAR BARBERY SUÁREZ

Septiembre 2014
Público: 17.129 visitantes

EL DUENDE LLEGA A LA MANZANA

• La exposición El Duende en la Manzana se presenta en el marco de la XIX Bienal Internacional de Arte de Santa Cruz “Hiperrealidad” • El autor de El Duende y su camarilla, Óscar Barbery Suárez, es el homenajeado por la bienal 2014 • La muestra se exhibe desde el 12 de septiembre y se extenderá hasta el 1 de noviembre.

El Duende en la Manzana ofrece una selección de tiras cómicas de El Duende y su camarilla representativas de distintas épocas, asimismo, una serie de originales que muestran el proceso creativo del artista y los personajes, que en tamaño natural, ocupan las salas de Manzana 1. También contiene una selección de páginas de Raspapinchete, otro producto de Barbery Suárez que hizo historia en el periodismo boliviano y que evidencia su inagotable inspiración y sentido crítico de la realidad social y política de Bolivia.

El nacimiento de El Duende se aprecia en las dos primeras publicaciones de El Duende y su camarilla en el diario EL DEBER, que datan del domingo 5 y lunes 6 de septiembre.

El Duende nació en Santa Cruz en una temporada en que su autor volvió de Córdoba (Argentina) donde estudiaba Arquitectura, pero prosiguió allá. Su familia le proveía de periódicos nacionales todos los fines de semana para que se informe de los temas de actualidad que luego traduciría en tiras. Óscar Barbery elaboraba y enviaba sus trabajos para 15 días de publicación.

Metódico y muy cuidadoso del resguardo de sus piezas originales, en El Duende en la Manzana Óscar Barbery comparte algunas joyas de entre sus primeros diseños. Esas piezas le hacen recordar que en las versiones previas a la publicación, el duende que comenzaba a esbozar Óscar Barbery era un niño pequeño con sombrero grande, “se le veía la cara, tenía ojos crespos, pantalón y camisita”, según describe el autor. Durante 15 días intentó dibujarlo tal como lo describía la tradición oral, sin convencerse, hasta que decidió darle misterio y simplificarlo en una túnica con un sombrero que le tapa la cara.

Así surgió el Duende que todos conocemos.

Las páginas de Raspapinchete surgieron en 1989 como un suplemento de ocho páginas que Óscar Barbery produjo semanalmente durante dos años como autor único. Quedó en una página que se publicó durante ocho años en la revista Extra de EL DEBER.